Para contaros qué ver en Guadix con niños, hoy vamos a proponeros un paseo sencillo y divertido.

Aunque ya hemos hablado en otros artículos sobre la preciosa ciudad de Guadix y sus cuevas, queremos darle hoy un enfoque diferente.

Repasamos qué ver en Guadix con niños y te ayudamos a organizar una mañana de excursión que aúna cultura con diversión y buena gastronomía.

 

¡Arrancamos con un poco de historia!

Aunque los primeros en habitar la zona fueron los íberos, se considera que el nacimiento de la ciudad como tal fue como una colonia romana (Julia Gemella Acci). Más tarde, Guadix fue capital del breve reino musulmán capitaneado por Abú Abdallah Muhammad “El Zagal”, hasta que el Arzobispo de Toledo, Pedro González de Mendoza, configuró la ciudad como enclave episcopal y sede del poder de la Casa del Infantado. Su escudo municipal ostenta los títulos de “Muy noble y leal ciudad de Guadix”.

¿Y ésto cómo se lo explicamos a los peques? Pues es fácil: Guadix ha estado habitada desde la prehistoria, así que numerosos pueblos han pasado por la zona y la han considerado importante. Vamos a ver cómo los romanos construyeron un teatro, los árabes una fortaleza y los cristianos una catedral. Además, nos vamos a fijar en el paisaje que rodea la zona y en una forma de vida singular: Las cuevas.

 

Primer paso: Un delicioso desayuno

Por supuesto, lo primero antes de una buena mañana de paseo es un buen desayuno y no hay nada mejor que los churros con chocolate de Guadix. Veréis que son muy famosos, pues están hechos de forma artesanal.

¡A los peques seguro que esta primera parada les va a encantar!

El mejor sitio sin duda es Cafetería Versalles, justo enfrente del Parque Municipal y a la “sombra” de la Catedral de Guadix. ¡Hay muchas más opciones, por supuesto! Por ejemplo, los churros de la Churrería San Miguel, situada en esta misma calle, son una delicia.

Nota: Aparcar en Guadix a veces puede ser un poco complicado, por eso te recomendamos que aparques el coche en la explanada detrás del Parque Municipal, junto al río; hay mucho sitio y es gratuito. Los sábados hay mercadillo, por lo que se puede aparcar también en la explanada, pero en una zona más reducida.

 

¡Nos ponemos en marcha! ¿Qué ver en Guadix con niños?

Lo primero que ver en Guadix con niños es la impresionante Catedral: Vamos a encontrar tres estilos arquitectónicos diferentes en el exterior y un templo acogedor y mágico en el interior.

Consulta horarios y precios aquí.

Una vez terminemos de la Catedral, podemos caminar un poco por el Paseo de la Catedral hasta llegar al Teatro Romano, construido por orden del emperador Tiberio en el año 25. Aún se está excavando, pero ya se puede observar la planta del edificio desde un mirador habilitado para tal fin.

Después, os recomendamos pasear por los alrededores de la Catedral, en el casco antiguo, pues tiene multitud de calles encantadoras y edificios históricos. La Plaza de la Constitución (o Plaza de Las Palomas, como se llamaba antes) es una bella plaza porticada de los Siglos XVI y XVII.

Allí encontraremos la Oficina de Turismo de Guadix, donde podréis preguntar cualquier curiosidad y haceros con planos de la zona.

¿Qué contaremos a los peques? Pues que vamos a hacer un pequeño viaje en el tiempo, desde un teatro que construyeron los romanos en el S.I hasta una impresionante catedral terminada en el S. XVIII pasando por viviendas del S. XV.

¡Viajeros al Tren!

Justo frente a la Catedral está la tienda La Alacena del Zagal, donde podréis comprar (además de productos típicos de la tierra y recuerdos) los tickets para subiros al Tren Turístico de Guadix.

Este divertido paseo nos llevará por un recorrido panorámico de Guadix hasta el Barrio de las Cuevas, nuestra siguiente parada en  la ruta de qué ver en Guadix con niños.

El tren sube hasta el Barrio de las Cuevas, donde podremos bajarnos y tendremos tiempo suficiente para explorar otra de las zonas más famosas de Guadix.

Os recomendamos visitar el Centro de Interpretación Cuevas de Guadix, subir al Mirador Padre Poveda y entrar en la Ermita en cueva, en el centro de la plaza.

Se trata de uno de los barrios con más cuevas habitadas del mundo, en torno a 2000 cuevas, por lo que es un paseo de lo más extraño y original. Muchas de estas cuevas llevan habitadas desde el S. XV.

 

¿Qué podemos contar a los peques? Pues que la gente de esta zona son un poco como “cavernícolas”, pues muchos de ellos viven en cuevas excavadas bajo las montañas de arcilla (los cerros). Las cuevas son viviendas muy especiales, pues conservan la misma temperatura todo el año (son calentitas en invierno y frescas en verano) y, además, dentro no se escucha el ruido del exterior, así que se duerme muy bien.

Cuando terminemos, cogemos el siguiente tren que nos trae de vuelta a la Catedral…Además, cuando termina el recorrido en tren, ¡os invitan a una copa de vino y tapa!

 

¡A comer!

Hay mucho (y bueno) donde elegir, pues en Guadix tenemos multitud de bares de tapas, que son de lo más demandado de la zona. Podemos recomendaros Bodegas Calatrava, en el centro histórico, Palenga Plaza en la Plaza de la Constitución, La Bodeguilla y, por supuesto, un buen restaurante, Brasería La Tinaja, que hará las delicias de los más carnívoros y es otro de esos puntos que ver en Guadix con niños.

Para rematar con un buen postre y un café, en la Plaza de la Constitución está la Pastelería La Oriental…prueba uno de sus “felipes”.

 

Sobremesa en el parque

Si los peques tienen todavía energía, podemos llevarlos al Parque Pedro Antonio de Alarcón, en pleno centro de Guadix o al Parque del Vivero, una preciosa zona arbolada con senderos para pasear y vivir alguna que otra aventura.

Si te quedaste con ganas de más, no te pierdas ésto:

Pues aquí acaba nuestro paseo con peques por Guadix…¡esperamos que os haya gustado y que esa noche caigan rendidos y felices!