Las vacaciones escolares están a la vuelta de la esquina…un momento maravilloso para nuestros hijos, pero temido por (casi) todos los padres. Es el momento de ver las opciones para niños en verano.

La verdad es que es una lástima que no podamos copiar modelos educativos y de organización de horarios como el alemán, o el holandés, donde las vacaciones escolares y laborales van de la mano, así como la jornada laboral, que realmente permite dedicar tiempo y disfrutar de la vida familiar.

ninos-felices-en-la-escuela_23-2147532720

Pienso ahora en cuanto me gustaría volver a mi infancia, cuando los veranos eran largos y divertidos, cuando podíamos salir a jugar a la calle y mi madre siempre estaba en casa para nosotros, pues había dejado de trabajar para cuidarnos. Me encantaría darle eso a mis hijos, pero los tiempos han cambiado y ahora las mamis y los papis trabajamos fuera de casa (¡y dentro!).

Siempre es complicado conciliar la vida familiar y laboral, pero sobre todo en verano, cuando los peques no tienen colegio y nos encontramos con un montón de horas que hay que «cubrir».

sisters-931131_960_720

¿A qué recurrimos?

Los abuelos, la opción para niños en verano por excelencia.

En el número uno de las opciones para niños en verano, por supuesto, están los abuelos (quien tiene la suerte de tenerlos cerca). Por un lado, es la solución más sencilla y económica, además de que, por supuesto, es la que nos deja más tranquilos, pues no pueden estar en mejores manos. También para ellos es algo bueno: pueden disfrutar de sus nietos, están más animados y, por supuesto, ocupados…mi madre dice que se le quitan todos los dolores cuando llega mi pequeño ¡¡!!!.

La forma de disfrutar de los nietos es especial, pues cuando somos jóvenes y tenemos nuestros propios hijos, tenemos que criarlos, que educarlos, solventando los problemas del día a día, del trabajo…cuando se es abuelo/a, el tiempo que se pasa con los nietos es de calidad, pues ya no tienen esa presión que tenían con sus propios hijos y eso les permite hacer cosas que nunca hicieron con ellos y, sobre todo, disfrutarlas sin preocupaciones.

Por otra parte, claro, esto debe ser un poco tedioso por fuerza, pues los abuelos, acostumbrados ya a su tranquilidad y libertad, se ven tres meses encerrados  en casa con un «terremoto» o varios. Es el momento de mimarlos mucho más… invitarlos a cenar a un buen restaurante o llevarlos un día a la playa sería una forma genial de agradecerles lo que hacen por nosotros y por nuestros hijos.

for-reading-813666_960_720

La Guardería o Ludoteca

Dependiendo de donde vivamos, este tema va a ser más o menos complicado (plazas limitadas) y variará de precio (desde 50-100 euros al mes). Siempre podemos encontrar cerca guarderías o ludotecas que abren durante los meses de verano.

A tener en cuenta antes de elegir guardería:

Profesionales titulados (siempre)

Entorno seguro e higiénico

Seguro en regla

Tipos de actividades

Precio, claro!

kids-at-swing-1185902_960_720

Talleres municipales

Muchos ayuntamientos de nuestro país, conociendo las necesidades de madres y padres, hacen actividades y talleres en verano. Normalmente son gratuitos o muy baratos, por lo que son una buena opción. Además, son interesantes, pues en su mayoría tienen una temática cultural, pero con actividades lúdicas: Talleres de teatro, de manualidades, de baile…

Lo malo es que no en todos los sitios podemos encontrarlos; pregunta en tu Ayuntamiento por las opciones para niños en verano.

kindergarten-504672_960_720

Cuidadores privados o Babysitters

Bueno, esta opción es la más cara, pero claro, también la más cómoda, pues tener a una persona de confianza en casa cuidando de tus hijos es genial. No hay que desplazarse, los peques están en un entorno conocido y seguro y podemos estirar un poco los horarios (siempre que haya un acuerdo sobre ese tema).

 

Como ves, las opciones para niños en verano son variadas, para todas las necesidades y todos los bolsillos. Por supuesto, a todos nos encantaría pasar el verano con nuestros peques, pero, como no es posible, intentaremos disfrutar de esos pequeños y mágicos momentos que tenemos todos los días hasta que, pronto, lleguen nuestras vacaciones de verdad y estemos ahí para ellos.

Os dejamos con algunas ideas para jugar en verano.

 

CTA flechas rojas down
Alójate en una de nuestras cuevas y descúbrelo por ti mism@